Welcome to Espiritu Santo   Click to listen highlighted text! Welcome to Espiritu Santo
Valora este artículo
(0 votos)

          DON LENGUAS              microfono


Expresión inspirada por el Espíritu Santo en un idioma desconocido.                                                                                                                                    

El don de lenguas

1 Corintios 12 dice: "A otro, diversos géneros de lenguas" (v. 10). Debemos colocar las lenguas en dos categorías distintas: la de señales y la de dones. Las lenguas de las que hemos hablado anteriormente, en los incidentes ocurridos en el momento en que alguien es bautizado en el Espíritu Santo, son llamadas "lenguas como señal", puesto que son una prueba externa de la plenitud interna del Espíritu Santo que se ha producido.

 

Para los que lean la Biblia sin ideas teológicas preconcebidas, queda claro que en todos los momentos del libro de Hechos en que se presenta el bautismo en el Espíritu, las lenguas son su señal externa. Las lenguas mencionadas en 1 Corintios 12 y 14 son en esencia las mismas mencionadas en Hechos, pero el propósito con el que se usan es distinto.

 

 

Por consiguiente, se las llama "lenguas como don". ¿Cuál es la diferencia? Cuando hablamos de las lenguas como señal, nos referimos a las que aparecen al recibir la persona el bautismo en el Espíritu Santo. A partir de este momento, la persona tiene a su disposición las lenguas para su vida de oración personal, y en muchas ocasiones las recibe también en forma de don. En muchas circunstancias, este don es al mismo tiempo señal.

 

Hagamos un resumen de los usos principales que tienen las lenguas en la vida del creyente y de la Iglesia: Hacen posible una Profunda comunicación espiritual con Dios. "Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios" (1 Corintios 14:2). Cuando hablamos en lenguas, conversamos directamente con Dios, de espíritu a Espíritu. Al usar nosotros este idioma celestial, se nos abren las puertas para que podamos experimentar profundas revelaciones de Dios.

 

Traen progreso a nuestra vida de fe. "El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica" (1 Corintios 14:4). La palabra edifica significa originalmente poner los ladrillos uno a uno para levantar una casa. Las lenguas se convierten en el instrumento mediante el cual es edificada nuestra propia casa espiritual.

 

Hablando ya del don de lenguas, cuando se une al de interpretación de lenguas, produce el mismo efecto que la profecia. "Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarla" (l Corintios 14:13). A través del don de interpretación, se comprende el mensaje en lenguas en el idioma de los oyentes, de manera que éstos puedan ser edificados.

 

A través de esta interpretación sobrenatural, pueden darse cuenta de que el Dios viviente está con ellos, y aumenta la fortaleza de su fe. Las lenguas son una puerta a una oración y una alabanza más profundas. "¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento" (1 Corintios 14:15). Hay ocasiones en que nos sentimos demasiado emocionados, o bien desconcertados sobre cómo hemos de orar.

 

En esos momentos, orar y alabar al Señor en lenguas será ir más allá del ocabulario que hemos aprendido para tocar el trono de Dios con la descripción más exhaustiva posible de la necesidad, o con una alabanza que sentimos, pero que no nos es posible describir. Señal para los no creyentes. "Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los Los incrédulos, sino a los creyentes" (1 Corintios 14:22).

 

Cuando la nueva ola de la teología gritaba "Dios ha muerto", los milagros de los dones vocales, sobre todo las lenguas recibidas del Espíritu Santo, aparecieron comojuicio o reto a estos herejes.

 

No de balde, la persona que ha recibido el bautismo en el Espíritu Santo y habla en lenguas tiene una fe ferviente y vive en victoria. Resumiendo lo anterior, en 1 Corintios 14 se nos habla de los numerosos beneficios que nos proporcionan las lenguas. Si mantenemos el orden correcto y la virtud en el uso de las lenguas en la iglesia, éstas se convertirán en un río de gracia que correrá caudaloso hacia los corazones de los creyentes cuyas experiencias con el Señor se hayan secado ya.

  

Más en esta categoría: « Don de Interpretacion de Lenguas

En linea

Hay 255 invitados y ningún miembro en línea

Danos tu Opinion

JESUS TIENE EL CONTROL DE LA TIERRA

vision500

Click to listen highlighted text!